Cómo utilizar el seguimiento de la consola para encontrar errores